I
Día tras día
millones de máquinas
son trituradas
por el desprecio y el rencor.

II
En las fábricas
la producción de ilusiones,
baterías para existir,
cada vez es menor.

III
Herramientas
destructoras y creadoras
diariamente
se oxidan en la cajita del titiritero.

IV
Desprecio, temor,
hambre, desesperación, dolor…
son los gases
que se respiran a diario.

V
Cada día
la chatarra se recicla
a sí misma
para sobrevivir a la extinción.

Publicado en Revista Zarabanda: Atemporal

human-567563_1280 httppixabay.comes

Anuncios