Junto a ti mi tiempo se desvanece
como la blanca espuma de la mar
al acariciar el suave soñar
de la arenita que desenmudece.

El espacio puedo yo transformar,
junto a ti, en un mundo donde florece
el beso nuestro, amor que resplandece,
como el Sol de la noche al despertar.

Ni frío ni llanto siento; amanece
porque estás presente en mi cavilar.
Junto a ti, sólo anhelo suspirar
porque estás presente cuando oscurece.

Junto a ti espacio y tiempo son soñar,
mundo del que no quiero despertar.

Publicado en Echando Lápiz Vol. 3, No. 16/Especial San Valentínhttp://pixabay.com/es/

Anuncios